viernes, 20 de enero de 2017

La historia de la Casa Colonies el Collell, nos muestra los beneficios de participar en sus campamentos de verano.

Para los que han tenido la oportunidad de ir a un campamento de verano en la Casa Colonies el Collell, de seguro vivió experiencias inolvidables. Tal vez ese sea el motivo por el cual cada año más familias quieren llevar a sus hijos a ese campamento. La oferta crece y nosotros ofrecemos una amplia variedad de programas en los que puedes apuntar a tus hijos.


Podrás disfrutar de campamentos deportivos, de multi aventuras, de idiomas, en la naturaleza, en el campo o la playa. Pero lo que desean los padres en realidad es que sus hijos se diviertan, aprendan a relacionarse, se integren, ganen individualismo y en especial que vivan nuevas experiencias que los llenen de vida y conocimiento.




Para los más jóvenes, la experiencia siempre es gratificante. Se convertirán en personas más tolerantes, aprendan a vivir con personas de otro entorno, harán amigos nuevos, compartirán habitaciones con ellos, harán juegos, actividades y participan en la toma de algunas decisiones. Por lo general, los más jóvenes siempre disfrutan la experiencia. En la Casa Colonies el Collell, los niños se verán libres de los deberes escolares, de las obligaciones domésticas, del seguimiento de sus padres y experimentaran una sensación de responsabilidad y libertad que solo conocerán fuera de su casa y fuera del alcance de su rutina.


La Casa Colonies el Collell ofrece campamentos de verano que tienen una estancia de 1 a 8 semanas, donde los niños podrán disfrutar de experiencias únicas para su educación social, afectiva y cognitiva.


¿Qué han aprendido los niños en los campamentos de la Casa Colonies Collell?


La historia nos ha mostrado cómo los niños, aprenden, se divierten y luego toda esta experiencia vivida la llevan a su vida cotidiana. Durante la estadía de la mayoría de los jóvenes en nuestro campamento ellos han aprendido a vivir en cooperación, socializarse e integrarse, mejoran la comunicación, aprenden a expresarse, aprenden a convivir, a trabajar en equipo, a desarrollarse espiritual y personalmente, experimentan la libertad por primera vez en muchos casos y crean y participan en diferentes actividades.


Antes de tomar la decisión de llevar a su hijo a un campamento de verano, muchos padres dan un paso atrás. Algunos se dejan llevar por la personalidad de su hijo alegando que son tímidos, otros no confían en el cuidado que aquí le damos a los más pequeños y otros creen que su hijo simplemente no está preparado para pasar un tiempo fuera de casa. Muchos padres desconfían y temen que ocurra algún accidente, o dudan de si su hijo va a estar en un lugar seguro. Por esa razón, la Casa Colonie el Collell ha realizado foros y reuniones informativas sobre todo el campamento para que los padres puedan dejar ir a sus hijos con más tranquilidad.

Los campamentos de verano también permiten que los padres puedan disfrutar de un tiempo a solas durante algunos días, lejos de las innumerables obligaciones rutinarias con sus hijos. Alejarse algunos días los padres de los hijos puede ser un plus para la relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario