miércoles, 25 de enero de 2017

Un médico de Barcelona que se convierte en un gigante hospitalario: el éxito de la sanidad está en utilizar “offshore”.

El grupo Hospiten cobró en la ciudad de Panamá diferentes dividendos o plusvalías que garantizaron su éxito, sin embargo, este no es un caso aislado: la relación que existe entre profesionales de la salud y los diferentes paraísos fiscales es un patrón que se hace constante, esta se encuentra presente en cualquier organismo privado que busca la mejoría de los pacientes que pagan un excelente servicio a toda costa.

En resumen esta es la historia de Hospiten, el cual es el tercer grupo de establecimientos hospitalarios privados dentro de España y el mundo con mayor cantidad de ganancias, se fundó gracias a la mente de Pedro Cobiella un empresario que pasó de estar dentro de un pequeño grupo familiar a estar dentro de la esfera más importante de la sanidad privada española y en otros países donde se han abierto clínicas que pertenecen a esta sucursal.



Para poder fabricar una franquicia de establecimientos sanitarios que está presente hasta ahora en 19 países, el grupo de trabajo de Hospiten ha recurrido a los diferentes servicios que se encuentran dentro del despacho panameño Mossack Fonseca, para así poder organizar su estructura y al mismo tiempo poder aprovecharse del marco legal que posee este país del caribe para así lograr la desviación de plusvalías o diferentes dividendos, de acuerdo a la documentación perteneciente a la firma obtenida por el consorcio internacional de periodistas dedicados a la investigación y  “Süddeutsche Zeitung”.

Dentro del ámbito de la salud este conglomerado sanitario no fue el único que se mantuvo en contacto con los abogados protagonistas de los papeles dentro de Panamá, excluído de cualquier interés personal como por ejemplo: adquirir un inmueble o cobrar los derechos de las patentes de un medicamento en cuestión, la relación encontrada entre los profesionales españoles en el mundo de la salud y el negocio “offshore” es un patrón que se ha repetido en muchas oportunidades, tal es así que actualmente existen 11,5 millones de documentos de la filtración de dinero.

En el caso del grupo Hospiten este facturó en el año 2013 más de 240 millones de euros, lo que representa un 83% procedente de pacientes que fueron atendidos con servicios privados, la persona responsable de este éxito es Pedro Cobiella, un empresario que ha nacido en Canarias con una presencia sólida dentro de esa comunidad prácticamente desde el primer momento en que pisó el mundo de los negocios, actualmente Cobiella es la tercera persona que posee grandes cantidades de dinero invertido en centros hospitalarios, esto según los datos que se han obtenido dentro del último informe del instituto para el Desarrollo y la Investigación en Sanidad.

A mitad del año 2000 ya las islas Canarias le quedaron pequeñas por lo tanto Pedro Luis Cobiella, quien se desempeña como médico y es hijo del fundador de Hospiten abrió su mente mientras decidió que era hora de saltar al extranjero, llevando la inauguración de Hospiten a 19 países lo que se ha convertido en todo un revulicio dentro del servicio sanitario privado, entre los países más destacados donde un Hospiten se mantiene abierto para la atención al cliente se puede nombrar: Jamaica, México, República Dominicana y su natal España. Las ventajas de hacer negocios dentro de Panamá no solo radica en las limitaciones para el cobro de dividendos, sino que también es un refugio perfecto para así controlar los derechos de propiedad intelectual que posee cada patente o marca de productos farmaceúticos o en su defecto bioquímicos, esto lo asegura el gerente de Curaxys quien es un ambicioso proyecto biotecnológico que ha nacido en Andalucía durante el transcurso del año 2013, esto acercó a Pedro Cobiella a Mossack Fonseca para que se pudiese proteger los secretos industriales de sus productos, de esta manera comenzó a efectuarse el offshore y Hospiten pudo hacer todos los trámites legales para la construcción de un hospital sin gastar demasiado en impuestos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario